pa’ los gustos, los colores….

logo_familia

“¿Cómo es posible que dicho Departamento de la Familia de Puerto Rico, adopte un logo oficial en su agencia olvidándose del niño azul representativo de más de 50% de la población puerto-rriqueña?” (Hon. M. Santiago, 2009)

La senadora Mariíta Santiago radicó una resolución de investigación ordenándole a la Comisión de lo Jurídico y a la Comisión de Bienestar Social una investigación sobre los colores del logo del Departamento de la Familia. (Pulse aquí para la noticia del Nuevo Día.)

Ciertamente los mensajes, los símbolos, la comunicación que se logra a través de las imágenes, son temas serios…Pero… La senadora argumenta que las agencias de publicidad cuentan con expertos que logran “encubrir mensajes”, sustituyendo “la burda y repudiada práctica de la compra del voto con la refinada fórmula para que penetre el inconsciente del elector”. Uno pensaría que semejante alegato es preámbulo para, que sé yo…¿reforma electoral? ¿Controlar el uso de donativos corporativos para uso de las campañas partidistas? No. La senadora plantea que como mínimo, se incluya un niño de color azul en el emblema, y que idealmente se rediseñe el logo – porque los rompecabezas están rotos, y no queremos familias rotas, ¿no?

Después de un momento de pasme y parpadeo, algunas preguntas simples que esta picada de ojos sugiere:

  • ¿A qué censo se refiere la legisladora cuando habla de ese 50% de niños azules en Puerto Rico? Imagino que a los niños cuyos padres profesan una ideología política estadista. Los niños no votan. No deberían tener el libre albedrío de votar (o de no votar) por quien les dé la gana cuando..votar puedan?
  • ¿Qué le pasó a esa brillante estrategia de manipulación subliminal que la senadora denuncia en las pasadas elecciones? Hasta donde yo sé, el rojo perdió, el verde se hizo casi invisible, y el anaranjado…bueno, no viene al caso el anaranjado, porque no sale en el dibujo. Tal vez por eso no ganó.
  • Los colores controversiales son, lamentablemente, colores primarios. ¿Como resolvemos el problema que eso plantea para el arte gráfico boricua en años de transición gubernamental y creatividad legislativa? ¿Logos grises, tal vez? (Pensaba sugerir “violeta”pero no me atrevo – ¡dios libre que el azul y el rojo se mezclen, o que el violeta salga más rojizo o azuloso de la cuenta!)
  • Si el porcentaje de “niños azules” es el criterio para la inclusión de ese color, ¿no debería serlo también para el tamaño de los niños del logo? ¿Tal vez el espacio que las figuras ocupan debe ser proporcional al resultado de las elecciones? Un niño azul más gordo (o más alto) que los otros dos? Pero entonces, ¿qué hacemos con los verdes?
  • Si el emblema es, según la senadora, ” un claro y contundente mensaje…político”, entonces que alguien me explique, ¿a qué sector representa el niño amarillo?
En fin. Tal vez la senadora que ahora representa a TODOS los habitantes de la región de Humacao (que incluye a Yabucoa, Naguabo, Patillas, Humacao, Maunabo, Juncos, San Lorenzo, Gurabo, Caguas, Las Piedras y Aguas Buenas) piensa que atendiendo este tipo de “controversia” es como mejor puede servirle a sus constituyentes.
Anuncios

4 comentarios en “pa’ los gustos, los colores….

  1. Si partimos de que ASUME es parte de ese logo, la honorable – para hacerle un favor a su partido – deberia pedir que todos los niños fueran rojos. Asi yo creo que seria un poco mas representativo de la mayoria, no de los niños, sino de los padres del pais.

    Me gusta

  2. Hmmm… de pronto siento una inexplicable compulsión por ir a inscribirme y votar PPD o PIP… Sé que hay voto ausente y voto adelantado, ¿alguien puede decirme si hay voto retroactivo también?Como alguna vez dijera algún cínico: “Some people try to have brainstorms but can only manage a drizzle”. !Ahora entiendo cómo es que ya hay más de 600 proyectos sometidos a la legislatura!En todo caso, el análisis es aun más complejo de lo que cree la Hon. Senadora Santiago. Aun usando el resultado de la elección, no puede presumir que 50% de los niños sean azules porque el partido de ese color obtuvo 50% de los votos. A saber, se le olvida a la Hon. que necesita considerar los siguientes factores:1. La distribución de género del voto. Sabemos que las mujeres suelen ser más exitosas transmitiendo su preferencia partidista que los hombres, particularmente cuando ambos padres no profesan la misma preferencia partidista.2. La tasa de abstención electoral por género. Si más mujeres rojas se abstuvieran de votar que hombres azules, se podría afectar el estimado de la Honorable Senadora.3. Las proporciones de rojos y azules entre madres y padres solteros.4. Las tasas de fertilidad, ¿es igual para azules y rojos? Si la fertilidad entre mujeres azules es menor que entre las rojas, también se podría ver afectado el estimado de 50% de la Senadora.Sin embargo, presumo que la investigación que propone la Hon. Senadora incluye todos estos ángulos porque ella es senadora.Bueno. Qué decir, ¡más de lo mismo o peor! No cesa de sorprenderme (bueno, tal vez debería ya) la peligrosa combinación de falta de inteligencia (y peor aún, decencia) mezclada con la monstruosa vanidad que caracteriza a muchos de “nuestros” representantes. Los peligros de esta combinación son aumentados por la interacción entre ellos y ellas en la cual TODOS (bueno, al menos los del mismo partido) se describen unos a otros como “inteligentes” y “trabajadores”. Sumemos a esta explosiva situación que estos servidores públicos se pasan la vida rodeados de una caterva de aduladores (creo que les dicen “ayudantes”, “asistentes” y “asesores”) que constantemente les recuerdan lo grandes que son.Quería decir algo más serio sobre este asunto, pero no pude, creo.Walter

    Me gusta

  3. Se nota el gran esfuerzo de la Senadora en llevar a la práctica la teoría normativa de la representación. Decía Hanna Pitkin (1967) que una de las dimensiones de la representación es la descriptiva. De acuerdo a este punto, los representantes se podrían obtener haciendo una muestra aleatoria de la sociedad.El caso es que ella escogido el logo del Departamento de la Familia como cuerpo representativo de nuestra sociedad. Ya lo dijo John Adams, los logos: “should be an exact portrait, in miniature, of the people at large”.Esta sabia estrategia de llevar la representación a los objetos y símbolos de nuestro país puede llegar a hacernos representativos en aspectos inimaginables. Ya hemos experimentado en el pasado con la pintada de puentes, postes del tendido eléctrico, edificios públicos […]. Pronto podremos encontrarnos con asambleas de vecinos que decidan pintar las casas de acuerdo a la proporción de votos. A lo mejor veamos que las franjas de la bandera adoptan nuevos colores o que al corderito acostado sobre la biblia ROJA, de repente lo levanten para hacerle una nueva encuadernación al sagrado libro. Tengamos buenas expectativas.Esto es una demostración más de lo que un gran sabio ha denominado “cultura charra”. Para ver un ejemplo práctico de lo que es el concepto, les invito a ver un vídeo. Aquí les dejo el enlace: http://es.youtube.com/watch?v=IGGnLzLFIMM&feature=channel_pagePD: Walter, Morris Fiorina tiene un libro titulado Restrospective Voting in American National Elections. Te aseguro que si se lo regalas a la Senadora, a lo mejor legisle para solucionar tu “inexplicable compulsión”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s