SOS: mil puntitos para salvar la Amazonia

sos_amazonas

En una demostración previa a la apertura del Foro Social Mundial en Brasil, sobre mil indígenas de distintas partes de la región colaboraron para componer un mensaje urgente, fotografiado desde el aire y visible aquí. (Foto de Prensa Asociada, Spectral Agency, Lou Dematteis). “Estamos elevando nuestras voces en un alerta al mundo, y especialmente los países ricos que aceleran su destrucción“, dijo Edmundo Omoré, miembro de la comunidad indígena Xavante del estado de Mato Grosso. (Puede ver la noticia más completa aquí y aquí.)

Y me sentí aludida. Que cosas…una, tan ambientalista, aquí, sin meterse con nadie…

Porque por más ambientalistas que nos cantemos, se me ocurre que jamás seremos tan ambientalmente correctos como alguien que, en un día típico en un entorno distinto, no consuma ocho onzas de café en un vaso de foam, un yogurt en uno de plástico de esos que el municipio no recicla o recicla de manera tan extraña y errática que todos sospechamos que no recicla nada pero que seguimos llevando para sentirnos menos culpables, especialmente después de consumir cerca de ocho papeles tamaño carta para que sólo tres hojas quedaran bien impresas porque no estábamos centralizando la fotocopia apropiadamente en la fotocopiadora que además de consumir electricidad también gasta tinta, y que por más que reciclemos cartuchos la única manera de mejorar la cosa significativamente es usar menos tinta, pero iba por el yogurt y a mediodía fue un wrap que como bien indica su nombre estaba envueltito en papel de cera y una diet coke que traía, cómo no, vaso, tapa y sorbeto “desechables” (aquí lo único desechable parece ser el planeta), y no me habían dado las dos de la tarde y sin intentarlo, y sin ser particularmente botarata, ya había consumido más calorías y producido más basura que lo que consume y produce la mitad de la gente del planeta en su cotidianeidad…

Nuestra rutina diaria de consumo, aún la de aquellos que con cierto orgullo hacemos el intento de no pisar muy duro al planeta, es la “flecha de oro” que mueve el sistema que empieza con extracción, pasa por el consumo y termina con la basura – 99% de la producción es basura antes de cumplir los seis meses. Pulse aquí para verlo más clarito en el excelente video “story of stuff“. 4.5 libras de basura promedio por persona por día en Estados Unidos.

Reciclar está muy bien, pero es insuficiente. Tenemos que buscar formas de consumir menos. “I say the ones that are not being realistic are those who think we can keep up current rates of consumption“, como dice Annie Leonard.

Pero volviendo al Amazonas: El Foro Social Mundial de este año, decía, ha comenzado. Y más que nunca, los grupos indígenas del mundo se convierten en un símbolo potente. No tanto como la cosa folcórica y romanticona al estilo de la Pocahontas de Disney (que esos símbolos de Disney lo que hacen al final del día es generar más consumo y más basura), sino como portavoces de los peligros reales, gigantescos, que surgen de la relación disfuncional que las “economías desarrolladas” han creado con el planeta (sí, las mismas economías que se meten a darle consejos y préstamos de usura a las demás), para multiplicar el dólar y eliminar especies. No hay que ser muy de izquierda para ver que el esquema actual del capital por capital para capital no está funcionando. Eso, como los mil cuerpos que nos recomiendan salvar el Amazonas, se ve de lejos. SOS.

Anuncios

5 comentarios en “SOS: mil puntitos para salvar la Amazonia

  1. Entonces el modelo a seguir para salvar al mundo de la catástrofe de una crisis terminal del capitalismo es su transformación en algo parecido a…Guinea Ecuatorial, o Afganistán. Digo, porque eso de que colectivamente elijamos consumir menos, es decir ser más pobres cada día, bueno, la gente es porfiada, y a menos que la obliguen, dirá “no, gracias”. Bueno, al final lo que diga o haga “la gente” es aplastado por lo que dicen y hacen los propietarios del mondo. Mira, yo quisiera creer que nosotros empezamos a consumir menos, cada día un poco menos, y pasarla un poco peor, hay que decirlo. Pero quisiera que, como contrapartida, las corporaciones de aquí y acullá empezaran a pasarla tanto peor. Pero la mayoría se asusta, y dice “Ay, qué horror, quebró el Bank Bully”, y cosas así.Y es que por donde lo mire, si no se transforman las condiciones en que se reproduce este sistema, no lo veo.

    Me gusta

  2. 🙂 Pues claro, máquina…Y a eso me referia cuando escribí en el post que “No hay que ser muy de izquierda para ver que el esquema actual del capital por capital para capital no está funcionando.” La cosa ahí en el post, en el parpadeo, era describir un poco la cosa desde la perspectiva de la cotidianeidad de uno, de la mía…muy distinta a la del trabajador chino que produce, con monótono y mal pagado esfuerzo, la cosa plástica que consumimos acá, o a la del indígena que ve su recurso primo mermado para satisfacer nuestro deseo de tener “cosas”.Pero al final, es claro que como bien dices, los que se benefician del sistema absurdo de producción, consumo y desecho en el que vivimos todos son unas pocas compañías – y que en ellas debería residir la carga del cambio.[claro que, también podríamos especular, a donde van los millones en plusvalía que las compañías esas le sacan a la destrucción que crean? a unos humanos, un conglomerado de humanos que entonces…lo acumulan en un siniestro pissing contest, y/o se lo gastan, no? el consumo también podría encontrarse entonces en esa cotidianeidad exótica de los dueños del mundo, aunque sospecho que se lo gastan en cosas más caras que mi yogur…:)]

    Me gusta

  3. uy, se me olvidó una cosa: y las “formas de consumir menos” a las que aludía arriba no son exclusivamente, ni siquiera principalmente, individuales! creo, contigo, que los primeros que tienen que consumir menos son los aparatos (compañías, complejos). Y dejar quebrar al Bank Bully me parece muy bien – los subsidios recientes en EU sólo han puesto en evidencia que nosotros no vivimos de los bancos y compañías que quebraron por atrevidas – son ellos los que viven del pueblo quebrado y de sus impuestos.

    Me gusta

  4. Anoche me quedé leyendo otro texto de crítica al marxismo desde una posición anarquista, en donde se atacaba la teoría del valor de Marx, centrada en el trabajo, como una teoría que insiste en analizar la economía principalmente desde la producción, para luego considerar la distribución, el consumo, etc. Y me volví a leer tu post, porque después de todo colgarle el cartel de “utopía” a una idea es una operación mezquina, a veces. Entonces por qué no, me dije, pensar que, por diferentes causas, algunas terribles, se podría salir del sistema no únicamente cambiando la propiedad de los medios de producción, sino desde múltiples ángulos, que mi cabezota materialista dialéctica no logra concebir. Y es justamente en experiencias como vos decís, “de lo cotidiano”, donde se pueden encontrar esos espacios donde el sistema se ha retirado, pero que casi nadie mira, justamente porque son “inviables”, es decir marginales, donde se sobrevive de maneras insólitas, que quiza haríamos bien en prestar más atención no solamente con intenciones “humanitarias”…

    Me gusta

  5. al final no necesariamente se trata de distintas respuestas, sino de distintos ángulos para mirar algo…me quedé pensando en Marx también, y en el tipo que con frecuencia plantean como su contraparte, Weber – para quien la ideología jugaba un papel tan importante como la base material. Tal vez mi post era medio “weberiano”, je. Y es difícil ignorar el rol que juegan las ideologías de consumo y de exceso, en este país mío, en el deterioro tanto ambiental como del intelecto- un día de estos de más ánimo escribo sobre ello. gracias siempre por pasar y por leer, y por comentar, y por estar ahí.un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s