wallpaper

bozo1Cada cuatro años, las elecciones nos dejan una especie de país fantasma.  O cuando menos, un paisaje fantasmal.

Me refiero a los pasquines políticos, los de las caras sonrientes que con quince, tal vez  treinta caracteres, proyectan y resumen las siempre buenas intenciones del/a candidato/a.  (Fulano de Tal…Un hombre de pueblo! Zutana de Tal…No te arrepentirás!!!] Son una parte tan familiar del paisaje boricua, y sin embargo, mirándolo dos veces, son un fenómeno tan extraño…Hoy los miraba desde la luz roja y una imagen surreal, ciencia-ficticia, insistía en materializarse en mi mentecita cansada: arqueólogos marcianos desenterrando, y preservando cuidadosamente, las imágenes que empapelan nuestros tablones de expresión pública,muros, parques, postes y monumentos, elaborado quién sabe que teorías para explicarlas.

“Que tontería”, me contesto, en el tapón…”Los pasquines no duran miles de años. A lo sumo, unos cuatro…”

Pero, ¿no son acaso cuatro años demasiados años, en la temporalidad (de tiempo, ojo, no de temporal) política del patio? Porque pensándolo bien, estos señores que me sonríen, multiplicados en el muro de la avenida, pertenecen a tres tipos principales, y ninguno de esos tres debería beneficiarse particularmente de esa especie de eco visual que las huestes político-partidistas pegan con grandes brochas de cola en nuestro entorno. Veamos.

Están, en primer lugar, los ganadores.  Por ejemplo, en mi hábitat, cientos de rectángulos que, con anacrónico optimismo, me dicen con grandes signos de admiración que la elegante señora con traje y cabellos igualmente claros y planchados “TE AYUDARA!!!!”  Supongo que muchos le creyeron, porque ganó. No se a quién ha ayudado todavía.  Al pueblo que la eligió (o al que le votó en contra, o al que como yo, se quedó “callao” en casita mirándolo todo por internet) no ha sido. Esos pasquines, con el tiempo, todo lo que logran es insultarme un poco.  Los ganadores todavía pasquinados parecerían estar burlándose.  “Ilusos”, dicen sus sonrisas….

Luego están los perdedores.  Esos resultan menos antipáticos, no porque lo sean, sino porque perdieron.  Creo que fue Borges que dijo que había una dignididad particular que estaba fuera del alcance del vencedor. Pues algo así.  Estos otros perdieron, así que de alguna manera me resultan menos odiosos.  Por un ratito. A medida que recorro la ciudad y se multiplican sus sonrientes caras empiezo a cuestionarme su derecho a estar molestando mi pupila.  Especialmente si pertenecen al partido  que NUNCA gana.  Como que hay algo de descarado en esta idea de que puedo poner mi cara muchas muchas veces en cuanta superficie vertical me encuentre hasta que los ojos de los ciudadanos queden como los de las moscas y las abejitas, sin que me salve al menos la probabilidad de ganar…

Tal vez los peores, sin embargo, son los desconocidos. Esos que están ahí, me sonríen con sus deditos pulgares mirando hacia arriba y yo…no sé quienes son.  Tal vez se debe a que no veo suficiente televisión.  O a que son irrelevantes.

En todo caso, los pasquines (legalizados en 1972 para facilitar la libertad de expresión, aunque debo admitir que me parece que es muy poco lo que expresan, al menos en términos de información) envejeciendo en los postes del país son como una caricatura mal dibujada, como un eco distorsionado, del fenómeno ese de aferrarse al trono, al poder, que le adjudica el folclor a los políticos.  Como si hasta en efigie, quisieran permanecer a toda costa…Tan irrelevantes o incluso  problemáticos para el paisaje como la mayoría de ellos lo son para el bienestar del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s