tocando fondo

la-coronilla-beach-rocha-uruguay-302“Then I remembered the general rule, which has been in effect since sometime in the 1990’s: If a place is truly beautiful, you can’t afford to be there. All right, I’m sure there are still exceptions….But they are going fast.” Lo escribió Barbara Ehrenreich en This Land is Their Land, en 2008.  Y ciertamente, viajando por la costa a veces parecería que la playa, la hermosura misma, es cada vez más un objeto para el consumo individual, que se vende al mejor postor y por supuesto, cada vez más caro.

Una excepción esperanzadora: Los terrenos del caño Martín Peña.

Un grupo de comunidades pobres que recibe la titularidad colectiva de terrenos que, por su potencial estético, podrían de otra manera convertirse (¡como tantos otros en Puerto Rico!) en objetos de especulación que redundan en casas de veraneo vacías, chavos en el banco, y habitantes originales desplazados.  Debería ser buena noticia.  Tal vez por torpeza, o porque les parece inaudito lo de la titularidad compartida, o que un terreno cerca del agua NO esté sujeto a la especulación, o que haya tanta comunidad marginada organizada, pero el caso es que los legisladores en ambas cámaras han redactado proyectos recientes para alterar la ley 489 del 2004.

La blogosfera está pendiente.  Y usted puede leer entradas informativas sobre el tema del Caño Martín Peña aquí, aquí, y aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s