picada de ojos: “ruido de colores” edition

bandera-de-puerto-rico_fullblockEsta legislación propuesta por el senador Luis “Tato” León  parecería delatar una obsesión enfermiza, y generalizada, con los colores, y concentrada en el color azul.  Hace algún tiempo nos picaba los ojos, por ejemplo, una propuesta similar de su colega la senadora Mariíta Santiago, que radicó una resolución ordenándole a la Comisión de lo Jurídico y a la Comisión de Bienestar Social una investigación sobre los colores del logo del Departamento de la Familia, que contiene tres figuras infantiles-ninguna de las cuales es azul.

El argumento del senador, reseñado en Primera Hora, es que la versión, er…”celeste” de la bandera ha estado ondeando de forma “inconcebible” [este adjetivo, “inconcebible”,  le gusta, lo estuvo repitiendo hoy en la radio], “inconcebible” porque lejos de representar la “historia real” del país, representa las ideas de Pedro Albizu Campos… perpetrando así, para el deleite de la audiencia de esta gigantesca comedia de situación que es nuestra legislatura,  la triple falta de anacronismo, ignorancia histórica, y una distinción falaz entre “historia” e “ideologías”.

Pero la mejor parte, o al menos la más divertida, es donde el senador nos exhorta a “pensar”, y traza la ruta para ello, diciendo:

“Es que, ponte a pensar: nuestras tierras son bañadas por el mar, no por el cielo. Entonces en honor a las playas que bordean nuestras isla, debe ser azul marino porque esas aguas no son azul celeste…”

Como lo oye: En un ejercicio lógico verdaderamente inconcebible, el hombre advierte que la bandera debe ser azul marino, porque ese es el color del agua del mar, y que es el mar, no el cielo, el que baña la isla.

Socorro.

Dejemos a un lado, de momento, el problema menor de que el mar luce diversos tonos de azul, según el día.  De hecho, ya que estamos en esas, dejemos a un lado la cuestión, un poco más problemática, de que el agua de hecho no tiene color particular y refleja el de otros objetos (incluyendo, horror de horrores, ese cielo al que el legislador parece tenerle tanta antipatía).  Es más, dejemos a un lado incluso el uso del ambivalente “bañar” como criterio para la determinación de colores de las banderas (¿que harían con su bandera los países sin océano que los bañe?), y hasta dejemos fuera el asunto ideológico, político y burdo de que alguien pase legislación como esta para socavar la agenda de aquellos a quiénes ve como una “oposición” atrincherada en el espacio de lo “cultural”.  Olvidemos todo eso.

Enfoquémonos en la parte importante: Eso de “ponte a pensar”.  Porque ahí está la clave de todo. El hombre está PENSANDO. La actividad invisible que redundó en este disparate está definida como pensamiento.  Actividad cognitiva.  Raciocinio.

Sálvese quien pueda.

Claro que no hay mal que por bien no venga. Toda esta er…actividad cerebral y jum…política de…arg…”Tato”,  le ha dado espacio al gobernador Fortuño para demostrar su propia capacidad intelectual, en un ejercicio elemental de contrastes.  Acaba de salir por la radio hace unos minutos hablando en contra de la legislación.

Suspiro.

Nos salen caros, la tragicomedia esta de cada día nuestro, aunque nos entretenga, y la capacidad de la legislatura de hacernos sentir inteligentes, aunque nos suba la autoestima.  Cada individuo de éstos le cuesta al país, y al bolsillo de los contribuyentes, salario, dieta, celular, automóvil, ayudantes, oficina…todo lo que necesitan para ponerse a…pensar.

Creo que por eso es que nos reímos de sus payasadas. Para pensar lo menos posible en lo que la presencia protagónica de estos aparatos en la casa de las leyes implica.  ¿El fracaso de nuestra democracia? ¿O tal vez, el de nuestra capacidad de pensamiento?

Anuncios

3 comentarios en “picada de ojos: “ruido de colores” edition

  1. Saludos Rima

    definitivamente este post es de lo mejor que he leído recientemente. EL uso de la razón por parte de nuestros políticos, pienso que es uno de los mitos menos cuestionados por nosotros los puertoriqueños. Estoi totalmente de acuerdo con usted, a mi me parece que mucha gente asume que los politicos utilizan una metodología “científica” para tomar decisiones “objetivas” en cuanto a nuestro futuro. Y claro, me imagino que ya sabe que de los puntos “dejados a un lado,” yo creo que merece un post entero para mirar a este asunto com un “cultre war” por establecer “colores oficiales.” Espero que este bn Profa cuidese mucho

    P A Z

    Me gusta

  2. Es que lo que va de este cuatrenio ha sido insolito. Desde proponer buscar tesoros debajo del mar para costear los gastos de los juegos Centro-Americanos, hasta el muy ingenioso comentario de que los homosexuales tienen los mismos derechos que todos: ni los heterosexuales se pueden casar con personas de su mismo sexo; la creacion de una pagina especializada (por nuestro afamado gobernador) para explicar los beneficios del desempleo… hasta cuestionar el mar que nos bana y como deberia ser ese el color de nuestra bandera. Es que cada vez me sorprendo mas del desuso del ingenio, y de la razon.
    Por ahi debio sugerir que el color del triangulito deberia ser color marroncito… porque asi es como se ven las aguas de las playas en turbulencia.
    Interesante el ano hasta ahora… que nos depara el proximo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s