la incomodidad de John Yoo.

AbuGhraibAbuse-standing-on-boxLa libertad de expresión es una gran cosa, y es especialmente valiosa en las universidades. No está exenta, sin embargo, de áreas grises.  Por ejemplo, el caso de John Yoo.  Hasta hace poco parte del departamento de Justicia de los Estados Unidos, este señor Yoo jugó un papel clave en el diseño de la política bushista que justifica la tortura como “interrogatorio aumentado” (“enhanced interrogation”) y elimina la protección de Geneva para prisioneros políticos (re-definidos como “combatientes enemigos”).  El hombre es profesor en Berkeley, y mientras hablaba en una de sus clases (nada menos que de derecho constitucional), un actor vestido con el ensemble que ahora asociamos a las terribles actividades de “interrogatorio” llevadas a cabo por soldados norteamericanos en la infame prisión de Abu Ghraib se ha subido a un escritorio para cuestionar, simbólicamente, las posiciones asumidas por Yoo en cuanto a la tortura se refiere.

yoo on you tube

Al ver lo que se le venía encima, Yoo, evidentemente incómodo, canceló la clase y el actor fue removido del salón.  ¿Quién tiene la razón? Por un lado, podría alegarse que los profesores tenemos derecho a dar clase en paz, y que el performance del actor constituía una interrupción inaceptable.  Por otro lado, sin embargo, me pregunto si la incomodidad de Yoo no es moralmente inferior al costo social y humano de su posición contra la tortura.  Y sí, la pregunta es retórica.  Digo, este actor no estaba interrumpiendo la clase por motivos frívolos, sino que estaba haciendo referencia directa a unas acciones del profesor que eran terriblemente relevantes al tema de su conferencia – constitucionalidad.  La incomodidad de Yoo y de los estudiantes que molestos gritaron “fuera de aquí!” al actor disfrazado de torturado es mezquina, si la comparamos con las implicaciones que la posición oficial en cuanto a la tortura se refiere tuvo para tantos hombres y mujeres en el mundo.  Todavía hay personas, la mayoría de ellos probablemente inocentes, languideciendo en cárceles, algunas de ellas secretas.  ¿Y Yoo se levanta y se va porque está “incómodo”? Gimme a break!

Más que una interrupción, el performance de ese actor constituía un “teaching moment”.  Una oportunidad de verdaderamente hablar de constitucionalidad.  Si es que verdaderamente queremos educar, y hablar. Que no parece ser el caso de Yoo.

Puede ver la noticia del HP aquí.  Y leer la larga lista de acciones legales llevadas a cabo por Yoo acá.

update:  OJO: El acrónimo ‘HP’ se refiere al Huffington Post.  No inventen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s