picada de ojos: “desarrollo económico” para Puerto Rico

Me dice el Nuevo Día que “el secretario del Departamento del Trabajo, Miguel Romero, anunció hoy la creación de 1,040 empleos, mediante un contrato con Walmart.”

Aparentemente se supone que se trate de una buena noticia. Que me alegre.  Porque resulta que, según me indica el titular, esto implica un “anuncio” de “puestos de trabajo para cesanteados.”

Primera Hora me confirma que en efecto, la intención va por ahí, y cita a Romero:

“Con el fin de aunar esfuerzos e impulsar el desarrollo económico en la Isla, el Departamento del Trabajo a través de su agencia componente, el Consejo de Desarrollo Ocupacional y Recursos Humanos (CDORH), delegó fondos a la empresa Walmart de Puerto Rico mediante un acuerdo, con el objetivo de que se creen oportunidades reales de empleos para toda persona que esté desplazada y desee reinsertarse en el mundo laboral”, sostuvo Romero.”

Tal vez en efecto sea buena la noticia. Después de todo, los únicos empleos anunciados después de la botada masiva de empleados gubernamentales en Puerto Rico eran en la industria de la construcción, haciendo que muchos se preguntaran cómo exactamente absorbería esa industria al personal cesanteado de tipo gerencial, secretarial y burocrático.

¡Walmart al rescate!  Ahora los cesanteados podrán trabajar cobrando nada menos que hasta diez o quince centavos por encima del salario mínimo por hora en las tiendas Sam’s, Walmart, y Amigo, que continúan, indica la noticia, “creciendo”, y que por lo tanto absorberán a 1,040 desempleados, 60% de ellos a tiempo completo, el resto a tiempo parcial.  Todo eso por la bagatela de tres millones de pesos de “subsidio” de WIA.

Tres millones de subsidio..añádale el subsidio menos visible, o mencionado, del seguro médico y otros beneficios que el estado tendrá que seguir pagando, por lo menos para el 40% que se queda part-time…Buen negocio, éste.  No para el empleado, que de seguro trabajará mucho, cobrará poco, tendrá pocos o ningún beneficio y no podrá unionarse nunca,  (cortesía del exitoso “modelo Walmart”) sino para la corporación, que de alguna manera ha logrado que le subsidiasen empleos que evidentemente tenía intención de crear al invertir en la construcción de las nuevas tiendas.

Puerto Rico, el paraíso: Donde la gente compra mucho y compra en Walmart porque es barato y los chavos están escasos, donde hay mucho desempleado dispuesto a trabajar treinta horas semanales en horarios impredecibles y sin beneficios y aceptar que eso se defina como un “part-time”, donde se pagan pocos impuestos y se repatrian muchas ganancias, y donde para completar, te subsidian los salarios, ya bajos de por sí.

Walmart, la compañía: La del ingreso bruto que supera al de algunos países; la que enfrenta uno de los mayores pleitos de clase en Estados Unidos, por discriminación salarial; la que se ha hecho famosa por despedir empleados de manera preventiva, para evitar uniones; la que si fuese un país, sería el número siete en relaciones comerciales con China, de donde obtiene muchos de los productos que vende; la que ha generado resistencia y, más tarde, resentimiento, por sacar pequeños negocios (sí, esos que al final del día empujan más la economía local, pagan impuestos y reinvierten en el país) que no pudieron competir con los bajos precios que los bajos salarios, tanto en la tienda como en las fábricas de donde obtienen sus productos, permiten ofrecer. Walmart, nuestro socio, nuestro “partner” para el desarrollo económico.Cuatro de los diez estadounidenses más ricos son de la familia Walton, la familia que todavía es dueña de 40% de las acciones de la compañía.

Hace algún tiempo comentaristas auto-identificados como “de clase media” tronaban en facebook y subtitulaban la prensa en línea contra las “guimas” y “los manteníos”  “de caserío” porque recibirían una tarifa fija de luz.

¿Y contra las corporaciones mantenías, quién truena?

Anuncios

6 comentarios en “picada de ojos: “desarrollo económico” para Puerto Rico

  1. Es que lo que tenemos es un sistema de mantengo que subsidia a las corporaciones (misnomer, debe se monopolios o big business porque corporación es cualquiera) y a los que no producen. Esa es la realidad. Y sobre eso, para no menear el bote mucho, lo único que se puede hacer es poner curitas a costa de la base productiva. El primer problema que veo es que tenemos una población que, en general (todos los sectores) no conocen el abc de economía y funcionan a base de consignas.

    Me gusta

  2. Myrisa, tienes razón. Debe ser “big business”.

    El capítulo de Nickeled and Dimed, donde describe su experiencia en Walmart, debería ser lectura obligada para todo el que piense que con este tipo de cosa es que salvamos la economía o fortalecemos la “clase media”.

    ¿Oye, y esto de la “clase media”, qué te parece? Todo el mundo habla de ella, el gobierno más que nadie, pero nadie sabe a ciencia cierta qué es, ni como la definimos…

    Me gusta

  3. Sí es que es un término muy laxo. En general se adoptó desde la posguerra para describir a grupos a base de su capacidad de consumo (consumo normalizado para la sociedad occidental contemporánea) y no de su posición en la producción.

    En verdad para ser clase media hay que estar en el medio de algo, de otras clases. En la economía clásica de los siglos 18 y 19, los pioneros de la disciplina (Petty, Smith, Ricardo y luego, Marx) le llamaron sectores medios porque estaban entre las clases trabajadoras (toiling classes o working class de la revolución industrial) y la burguesía y resto de aristocracia rentista. En general la clase media estaría compuesta de sectores profesionales, pequeños productores y comerciantes, artesanos, artistas, politicastros, aristocracia obrera, etc. que no participan de la producción a gran escala o indutrial, que no ejercen el control de ésta pero que tampoco están totalmente desprovistos de medios. Se encuentran en las estratas complementarias del orden capitalista sin que tengan control de la producción. Es una categoría bastante fluída, dependiendo del momento económico. Se observa una tendencia a su radicalización en épocas de crisis económica.

    En EEUU tras el macartismo, la represión contra el movimiento obrero-socialista de origen europeo y la expansión de la economía nacional a niveles sin precedentes que permitieron un nivel de educación y consumo superior, se impuso la visión de que ya no había working class, (o que el término era degradante) sino que todos los que trabajaban podían ser clase media. Lo interesante es que en el pueblo de EEUU (y aquí también, Europa también) tenemos una expectativa de un nivel de consumo que, sabemos, se justifica por el nivel de desarrollo y civilización alcanzada, pero la mayoría no conoce las leyes económico socialies que lo justifican. Hostos resume la solución del problema moderno de la industria con una máxima: “propiedad para todos; trabajo para todos; producción y consumo para todos.” Sabía que en el fondo de los conflictos entre producción y consumo estaba la propiedad.

    Buena parte de la ideología contemporánea se encargó de convencernos que ya todos eramos propietarios y ahora vemos como se deshace el espejismo. Por eso mataron a MLK porque comenzó a ver detrás de los espejos.

    Lo que estamos atravesando es una crisis mayor del orden mundial del capitalismo que, en mi opinión, aunque ocurran cambios cosméticos, tiene visos de resolverse en contra de lo que tienen menos porque no hay una movilización de la base social que fuerce a los poderes existentes a negociar una salida con mejor distribución. Pero puedo equivocarme.

    Me gusta

  4. Creo que das en el clavo (y estoy pensando aquí en un comentario anterior tuyo, sobre el, si se quiere, “analfabetismo” económico que nos mata) cuando hablas de la transformación de lo que otrora se llamara “working class” en una ideología en donde todo el que trabaja se asume como “clase media”. Si a eso le añades la noción de que cualquiera con propiedad (especialmente tierra, casa, etc.) o con alguna capacidad para el consumo, se asume como clase media también, entonces tienes lo que tenemos aquí en Puerto Rico: Una especie de democratización del concepto que al final del día es puramente cosmético, oscurece la ausencia de movilidad social, dificulta el desarrollo de una conciencia de “clase trabajadora”, invisibiliza a las clases propietarias, y promueve el desprecio o el rencor hacia aquellos que están fuera de las fuerzas productivas (lo vimos con la reacción hacia la tarifa fija en los residenciales.

    Cuando una periodista le preguntó al gobernador, en referencia a la reforma contributiva que según él beneficiaría a la “clase medie”, a quién se refería con la etiqueta “media”, él respondió algo como “a todo el que trabaja de sol a sol.”

    Me gusta

  5. No recuerdo donde lo escuché pero alguien dijo que entre menos se entendiese de economía y como funciona más control tendrían los que sí la conocen. El conocimiento es poder.

    Adelante y éxito.

    Me gusta

  6. Absolutamente cierto, Prometeo. El conocimiento, la capacidad de aprender, las ganas de entender, esas cosas son más importantes, políticamente hablando, que cualquier otra cuestión, incuyendo la “política”. Tal vez por eso es que los maestros, como tú, son tan importantes. Muchos saludos para tí y mi admiración y mejores deseos para los buenos maestros puertorriqueños. A veces pienso que su trabajo, cotidiano, en las escuelas, es nuestra única esperanza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s