maripositas verdes

mariposa verdeEn la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho, a hundirse. Las víboras aprenden a volar y las nubes aprenden a arrastrarse por los caminos. E. Galeano, “Patas arriba.”

Todos los días les agradezco a la estructura y al azar trabajar aquí, en la Universidad. Aún cuando peleo, aún cuando me enojo, aún cuando la U me muestra su lado oscuro, prefiero este lugar a cualquier otro.

Pero amar no es un ejercicio carente de crítica.  Loving critique, escuché o leí a alguien decir (o escribir) el otro día.

Me entero a través del servicio de “cartero” electrónico en mi recinto que el departamento de Humanidades, con el co-auspicio de -nada menos que- Lockheed Martin, ofrecerá seminarios -nada menos que- de…ética.

Claro que no debería sorprenderme, dirán algunos.  Después de todo, Lockheed Martin es una presencia familiar, y hasta querida, en el recinto.  Se la pasan aquí, reclutando ingenieros e ingenieras, especialmente, pero también otorgando donativos para actividades de alcance, como ésta. ¿Entonces qué es lo que me inquieta? Bueno, siempre me ha resultado bastante incómodo tener representantes de Lockheed Martin saltando por ahí, no porque como individuos me hayan hecho nada sino porque representan lo que antes se denunciaba como complejo industrial-militar y ahora, gracias en gran medida a la popularidad del libro de Naomi Klein, se reconoce como un complejo de guerra y desastres (war and disaster profiteering).

Lockheed Martin enseñando ética. La misma Lockheed Martin de los misiles; la misma de los escándalos de contratos millonarios otorgados sin mediar subasta ni competencia (y una, ilusa, aquí pensando que de competencia se trataba justamente el cacareado concepto de “libre mercado”); la misma que protagonizó la destrucción y más tarde, ironía de ironías, la reconstrucción de Irak en una ilustración grotesca del capitalismo del desastre; la misma que se metió también de lleno en el lucrativo y siniestro negocio de “interrogar” prisioneros de guerra; la misma que invierte asiduamente en los cabilderos que a su vez invierten asiduamente en los legisladores que facilitan o entorpecen el proceso legislativo a conveniencia de la compañía; exportadora de armas #1 en el mundo, acusada de pagarle cuantiosas sumas a jefes de estado extranjeros, fabricante de algunos de los aviones de guerra más letales.  Esa misma.

Acá nosotros hablando de “manteníos” para referirnos al pobre que mal-vive del gobierno, y mientras tanto, Lockheed Martin obtiene el 84% de sus ganancias del gobierno (es decir, de los contribuyentes, los mismos contribuyentes que perdieron o vieron amenazados sus hogares, acciones y salarios recientemente) de Estados Unidos. Eso sí que es mantengo.

¿No es acaso un problema ético gigante una compañía que depende, para sus enormes ganancias, casi totalmente de la reproducción de la guerra y/o desastre permanente, y que otorga donativos de campaña y coloca a sus ejecutivos en posiciones de poder para tomar justamente las decisiones asociadas a la guerra y el desastre permanentes? ¿Y entonces, no es acaso una ironía inmensa, que sea esa compañía, y no otra, la que nos auspicie cosas relativas a la ética?

Y bueh. El caso es que ahora visitan mi universidad para darnos talleres de ética.   Y de paso nos sirven de jurado en el Ethics Bowl de la Facultad de Administración de Empresas, junto a representantes de otras corporaciones como….Goldman Sachs.

Pero dejemos a Goldman Sachs para la parte dos, o para los comentarios, de esta entrada, porque quiero hablar de las mariposas.  En un pasaje triste y hermoso de su maravilloso libro Patas Arriba: La escuela del mundo al revés, Galeano hace una historia que como todas las suyas es también fábula, dato, y metáfora. Nos dice que en 1994, la empresa petrolera Chevron, contaminante en grande del agua, aire y tierra californianos, estableció un refugio en los terrenos de la compañía para salvar de la extinción a una mariposita azul. El refugio costaba cinco mil dólares anuales.  El lavado de cara publicitario protagonizado por la salvación de la mariposa costaba ochenta veces eso…por minuto. La impunidad, nos recuerda Galeano, es un producto muy barato.

El cuento es interesante y viene al caso por dos razones: Primero, porque demuestra una estrategia frecuente de relaciones públicas – buscar una causa simpática y “auspiciarla”, movida especialmente efectiva si el recipiente de la generosidad se encuentra en crisis fiscal (nuestro caso, justamente); segundo, porque con frecuencia estas aparatas (me refiero a las compañías como Lockheed y Chevron) eligen como “causa simpática” precisamente lo mismo que con su otra mano (con su mano dominante) destruyen.  Así, Chevron elige una causa ambiental, y Lockheed opta por auspiciar la “ética” y la “paz”.

¿Seremos nosotros, los académicos, los colegiales, las maripositas (verdes) del Lockheed Martin?

Entradas relacionadas:

casa tomada

¿el último empleo?

la incomodidad de john yoo

río revuelto

Anuncios

8 comentarios en “maripositas verdes

  1. ¿Qué dirán Claraética y Honestito de todo esto?

    Se trata de la visión terriblemente miope que ha proliferado sobre la “ética” que iguala la ética a lo legal. Como las acciones presentes de Lockheed no son (que sepamos) “ilegales” (y ahora aun más con la reciente decisión del T. Supremo de los EU abriendo las compuertas a los “donativos” corporativos a las campañas políticas), pues está todo bien. Lo que está mal es que Tito K se trepe en un poste y cause un tapón…

    En cuanto al pasado de Locky. Esa cara ha sido, es y será lavada, total ¿quién se acuerda? Por cierto eso me hace recordar esto (hoy estoy particularmente pesimista):

    ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.

    ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido.

    No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después.

    Eclesiastés 1:9-11 🙂

    WD

    Me gusta

  2. Rima;
    Muchas gracias por identificar las disonancias e incongruencias contenidas en esta actividad sobre ética en la investigación auspiciada por Lockheed. Es interesante que también han participado de actividades sobre protección del ambiente en el RUM http://www.uprm.edu/news/articles/as2009156.html . Sugiero enviar una reacción vía cartero que sea firmada por profesores y estudiantes que consideramos que Lockheed no tiene nada que enseñar sobre ética.

    Me gusta

  3. En otra época esto no se permitía en las universidades. Le toca a uds. los universitarios decirle a esta gente, sin faltar a la civilidad, que saben quiénes son, que no los engañan y no los quieren allí.

    Me gusta

  4. Walter: Tienes razón, así es-será. Pero creo que uno debe resistir, de algún modo, del modo que sea relevante o apropiado. Y no es el pasado de Locky – es su presente. Y no es tanto por ellos que protesto – es más bien por nosotros, los universitarios. En este espacio, en la casa de estudios, debería haber más conocimiento y menos impunidad.

    Mario: De acuerdo. Tengo entendido que hay un grupo de colegas en Humanidades que se organizan para ello, y estoy a la espera de que produzcan un documento para firmarlo de inmediato. Si no es así, y hay alguna otra iniciativa,por favor avísame.

    Myrisa: Sí. Como mínimo (y creo que esta es la parte, la reacción universitaria,más importante) dejarles saber que sabemos. Y no tanto a los que nos visiten (que después de todo han sido enviados y están haciendo su trabajo) como (de nuevo) a los universitarios. Estas cosas deben ser como mínimo visibles, que todo el mundo sepa quiénes son y cuál es su historia, de dónde viene su caudal. Y que de nada vale salvar una mariposa azul si contaminas el aire y las aguas, de nada vale educar sobre buenos modales en la oficina si en otros lares matas civiles y torturas prisioneros.

    Me gusta

  5. Por si sirve de algo, pego aquí algunas páginas que reseñan actividades en comunidades académicas donde Lockheed quiere promocionarse. Algunas han sido organizadas por SDS que hizo un comeback hace unos años.

    http://www.campustimes.org/students-protest-the-iraq-war-via-sit-in-at-ur-career-center-1.914015

    http://www.charlatan.ca/content/dal-students-protest-lockheed-martin

    Hace años se denunció un esquema de compra y venta de influencias de Lockheed y congresistas. Muy poco ético: http://74.125.47.132/search?q=cache:http://www.worldpolicy.org/projects/arms/reports/lockheedgop.htm

    $26 B se llevó Lockheed en un sólo año bajo Bush. http://74.125.47.132/search?q=cache:http://www.worldpolicy.org/projects/arms/reports/Top_100_Report.3.07.pdf

    Interesante la discusión en un campus en cuanto a si es ético aceptar regalos de contratistas militares.

    Bien recientemente: http://halifax.mediacoop.ca/story/1105

    Este es uno de los pecadillos de Lockheed: http://news.google.com/newspapers?nid=1310&dat=19791030&id=VMoTAAAAIBAJ&sjid=E-IDAAAAIBAJ&pg=5889,598564

    (No tienes que publicarlo.)

    Me gusta

  6. Pues sí, mejor lo publicamos. Si vamos a hundirnos, como el corcho confundido de Galeano,, al menos hagámoslo con los ojos abiertos. La universidad claudica su función de espacio de pensamiento crítico y profundo toda vez que simplonamente acepta este tipo de cosa sin chistar. Gracias por compartir.

    Me gusta

  7. Pues a recoger firmas se ha dicho, escribirle a su senador/representante y continuar viviendo la vida loca aqui en LA CHARCA, con el baile, botella y baraja
    reinantes i deseos academicos de facultad de tales disquicisiones…

    YO me entretengo sentando pautas en mi coleccion de 120 especies y ofreciendo
    opiniones no solicitadas sobre estos temas muy pertinentes en los multiples recintos
    intrascendentes insulares..

    Mejor me voy…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s