instrucciones para secarse el llanto

letter i1. Comience antes de llorar: En estos asuntos, como en tantos otros, lo mejor es la prevención. De hecho evite el llanto a toda costa. Ver “instrucciones para no llorar”.

2. Recuerde que una vez hay agua, esto de secar llantos es como mantener a flote una balsa con un agujero en el fondo.

3. Evite los remedios caseros de tipo “contar bendiciones” o “distraerse”, porque dependiendo del tipo de llanto, la bendición y la distracción son tan peligrosas como la maldición y el pesimismo, tal vez más.

4. Enfóquese, concéntrese: ¿Por dónde viene el llanto? No me refiero a la dirección emocional de su neurosis sino a la orientación física de la lágrima en el espacio disponible, que por lo pronto es el de su rostro. ¿Está desbordándose del ojo izquierdo?¿Se suspende, suicida, de la punta de su nariz?

5. Visualice la lágrima como el fruto de un jardín colgante, y abalcónela entre sus facciones. Es decir, prepárela y pásela del ojo a la mejilla más cercana, o de la nariz al área del bigote.

6. Ubíquela, si puede, cerca de un orificio. Los de la nariz y la boca son preferibles a los de las orejas. Los poros suelen ser demasiado pequeños para nuestros propósitos. Ignore cualquier orificio que resida más abajo del cuello, con la excepción del espacio breve donde todo humano palpita, en la base del cuello directamente al sur de la barbilla y al norte del esternón.

7. Mueva la cabeza para lograr #6, preferiblemente al ritmo de la música o de los gestos requeridos para hacer conversación casual. Si alguien lo sorprende gesticulando no se preocupe–pensarán que habla sólo, pero en este mundo es mejor estar loco que estar triste, de modo que optemos por el menor de los males y continúe moviendo la cabeza para seguir los pasos 5-6.

8. Si los pasos 5-7 fallan, maldígase: Usted es oficialmente torpe o cobarde. Pero no tema, que no todo está perdido.

9. Concéntrese, enfóquese, abalcone la lágrima, acorrálela el mayor tiempo posible dentro del ojo que sea. Improvise orificios nuevos con las manos. Adapte la construcción y tamaño de los mismos al volumen del llanto: cuencos para llantos grandes, pellizcos para llantos pequeños.

10. Una vez preparada la mano en el formato más apropiado, descargue el líquido al tiempo que levanta, ágil y alebrestadamente, la mano elegida. La o las gotas debe o deben pasar de ojo a mano lo más rápido posible. Una vez logrado este intercambio, no detenga la mano–continúe el movimiento hasta terminar contra el muslo en el lado opuesto del ojo original.

10.1 Sólo para expertos: Métase el dedo en el ojo. De nuevo, sólo aplique este paso  si puede lograrlo con naturalidad.

11. A modo de precaución, vista textiles absorbentes. En caso necesario use su propia piel. Evitar la ingesta de líquidos en las horas posteriores acelerará el proceso de absorción o re-absorción de la lágrima y minimizará la exposición del llorón.

12. Repita y desapendéjese.

Anuncios

2 comentarios en “instrucciones para secarse el llanto

  1. Je, je. Sí, a veces se llora por apendejamiento…y es el lloriqueo que más nos irrita. Pienso en la película Broadcast News, en el que el personaje de Holly Hunter lloraba todos los días antes de ir al trabajo para darse fuerzas/agallas para enfrentar el día.

    Me gusta

  2. Saludos, ELF. Gusto verte por acá. Creo que tendríamos que escribir una entrada sobre la palabra “pendejo” y sus variaciones en verbo, adverbio, etc…Es una palabra espectacular y en su significado nuestro, me sospecho que especialmente boricua. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s